This site uses cookies. Cookies are used to guide the user and web analytics and help to make this site better and more user friendly. See more: Privacy
OK

27.04.2016

La tendencia: La madera apunta alto.

"Hoho", Viena (© cetus Baudevelopment GmbH)

Hace ya unos años que la arquitectura está redescubriendo la madera como material de construcción para casas y edificios. Hoy, muchas casas prefabricadas se componen ya en gran parte de madera o compuestos de madera. Pero eso no es todo: este material eternamente joven se está volviendo a utilizar también cada vez con más frecuencia en la construcción de naves industriales y estructuras de soporte de tejados y puentes.

 

Buscando nuevas posibilidades de aplicación, ingenieros de construcción y procesadores de madera dieron hace tiempo con los edificios de varias plantas. Mediante un sofisticado sistema de construcción, soluciones estáticamente inteligentes y construcciones híbridas con más de un 70% de madera, hoy es posible erigir edificios de madera de varias plantas. Así, por ejemplo, hace cuatro años se construyó un edificio de oficinas en la región austriaca de Vorarlberg hecho de madera. La llamada Life Cycle Tower tiene 8 niveles, mide 27 metros y está construida según los estándares de casa pasiva. Los distintos bloques se prefabricaron, de forma que el edificio se pudo poner en pie en pocos días. También en otros países, como por ejemplo Noruega, se han construido edificios de madera de 10 plantas o incluso más.

 

Pero el mayor edificio de madera del mundo está a punto de ser construido en Viena. Se llama HoHo (www.hoho-wien.at) y albergará una torre de oficinas de 84 metros de altura, 24 plantas y un 75% de madera. ¡Casi nada!

 

Entre otros factores, realizar este tipo de construcciones es posible gracias a la llamada “madera laminada cruzada” (cross laminated timber, CLT), una forma de construcción en la que los listones de madera se superponen, bajo una gran presión, orientando cada uno de ellos transversalmente al anterior. De esta manera, se forman bloques de madera maciza de gran tamaño. Mediante esta disposición cruzada, se consigue que la madera se hinche o mengüe mucho menos y se aumenta considerablemente la capacidad de carga estática y la estabilidad dimensional de la estructura.

.